Desde JPM ediciones nos presentan este clásico: la última novela escrita por Samuel Beckett, en 1961

Nos encontramos ante una obra compleja: todo un reto para cualquier lector, pero que deja un gran sabor de boca al terminar la última página, una especie de realización personal y satisfacción por haber llegado hasta ahí.

Samuel Barclay Beckett (1906-1989) fue uno de los grandes representantes del experimentalismo literario en el siglo XX. Nació en Dublín y murió en París, dejando tras de sí una vida experimentando en diferentes géneros: dramaturgo, novelista, poeta y crítico, fue una figura clave en el llamado “teatro del absurdo”. Su obra, escrita en francés y en inglés, tiende al minimalismo, a las sombras y al pesimismo sobre la condición humana (aderezado con un sentido del humor negro y sórdido). En el año 1969 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura.

La traducción de esta edición corre a cargo de José Francisco Fernández, profesor titular en la Universidad de Almería (de literatura inglesa) y cuyas investigaciones se centran en el estudio de la obra del escritor dublinés.

Portada de JPM ediciones de “Cómo es” | Google

Esta edición de JPM es bastante manejable: tapa blanda, no demasiado grueso, pero de tamaño alargado. El color de las páginas no es de un blanco cegador, cosa que se agradece; y el tamaño de letra se lee perfectamente. Además la separación entre párrafos (tan importante en esta novela) hace que la lectura sea muy amena.

Pero descubramos el interior de esta novela. Se trata de una obra de gran complejidad, pero sin duda original e incluso poética: todo un reto. El objetivo de Beckett es privar al lenguaje de las estructuras de significación habituales. El autor observa que estas estructuras del lenguaje nos conducen por caminos de comuncación trillados y manidos. Nos encontramos pues, con un texto sin aparente orden ni estructura: sin comas, puntos, mayúsculas y minúsculas utilizadas indistintamente, etc.

El argumento de la novela habla de la existencia en este planeta

En cuanto al contenido de la novela, Beckett plantea un interrogante sobre la existencia humana. Un viaje al inframundo en el que un ser sin nombre se arrastra por el lodo hasta encontrarse con un semejante al que atormenta y abandona. Pero tanto las víctimas como los verdugos intercambian los papeles de sufrimiento y tortura en este viaje por los infiernos.

Percibimos ciertas reminiscencias de la “Divina Comedia” de Dante. Un mundo visceral y subterráneo. Voces que no se distinguen y que no pronuncian con claridad. Una especie de justicia recíproca que prevalece sobre todo lo demás.

Sin duda, una obra original y brillante del autor, llevando al extremo la idea de desbaratar nuestros esquemas de pensamiento. Al leer este libro, puedes identificarte con la forma de pensar que bulle en tu cabeza: frases inconexas, ideas que aparecen y desaparecen con la misma rapidez y una voz interior que habla buscando ser escuchada.

Un reto para cualquier lector y un libro para la reflexión.