«Cartas para seguir» es el segundo álbum de Chus Navajo compuesto por el propio artista y producido por Candy Caramelo. Un álbum de estudio en el que Navajo se reafirma en ese sonido tan personal que camina entre el country, el pop y el rock and roll.

El disco incluye nueve temas originales y una versión del músico argentino Andrés Calamaro cantada a dúo con Candy Caramelo. Además ‘Cartas para seguir’ tiene dos colaboraciones muy especiales: el trombonista americano Norman Hogue en «Quieren ser» y la artista catalana Núria Balaguer, vocalista del grupo Flor de Canela, en «En aquella canción”.

Empezamos con una presentación: ¿quién es Chus Navajo? Preséntate para quién no te conozca todavía.

Entre otras cosas, una persona que trata de entenderse con la vida dedicándose a la música, escribiendo canciones y viajando con ellas.

¿Cómo llegó la música a tu vida? ¿Recuerdas cómo empezaste en esto?

Tenía 6 ó 7 años cuando mis padres me apuntaron a la escuela de música de nuestro pueblo, empecé a tocar allí el violonchelo y con 12 ó 13 años rescaté una vieja guitarra de mi madre y comencé a escribir mis primeras letras.

Dices que “Este disco está dedicado a los que apuestan y caminan” ¿Por qué apuestas tú y qué camino llevan tus pasos?

Llevo varios años apostando por la música y sobre todo por mis canciones como forma de afrontar la vida. Apuesto también por las personas, por involucrarme emocionalmente con los que me rodean, por ser permeable y vulnerable e intentar ser honesto y valiente en cada paso. Con esa idea camino hacia donde me lleven mis pasos, lo importante es caminar.

“Cartas para seguir” es tu segundo disco, ¿qué crees que aporta este LP a tu sonido?

Es una evolución en mi sonido que se hace a su vez más fiel a mí mismo. La idea al comenzar esta producción, era volver al origen del sonido que me ilusionaba buscar cuando comenzaba a escribir canciones, una época en la que escuchaba mucho Los Rodríguez o los discos noventeros de Andrés Calamaro. Así cuando se presentó la oportunidad de trabajar con Candy Caramelo en la producción enseguida supe que íbamos a encontrar ese sonido porque Candy además de ser una gran músico con muchas influencias, había trabajado directamente en muchos discos con ese sonido que yo quería rescatar. Pero no nos quedamos ahí. En el estudio con Candy dimos una vuelta a mis influencias más actuales y a mi experiencia, para encontrar un sonido moderno que me representara.

¿De qué hablan las canciones? ¿Cómo es el proceso de composición?

Las canciones de este disco están escritas en esta etapa de apostar por mis canciones y caminar, lidiando con los golpes de la realidad. Son vivencias de ese caminar, reflexiones ante el mundo que me rodea y afecta, de las que necesitaba dejar constancia para continuar.

¿Cuáles son tus influencias? ¿Qué canción, artista o disco no falta en tus cascos?

En el disco incluimos una versión de Andrés Calamaro a dúo con Candy Caramelo. Calamaro ha sido una influencia en mi forma de encarar las canciones, pero este disco tiene también referencias claras de la música country o del pop americano.

Nos gusta pedir que contéis alguna anécdota (positiva o negativa, graciosa…) que te haya sucedido en vuestra carrera musical…si se puede contar.

Pues me viene a la cabeza una noche durante la gira de mi anterior trabajo, la primera vez que iba a tocar a Galicia. Iba en acústico yo solo y hacía León, Vigo y Ponferrada ese fin de semana. Al llegar a Vigo resultó que mi concierto coincidía en fecha y hora con el encendido de las luces de Navidad, que desde hace unos años es el evento del siglo según parece… Podeis imaginar el desierto que se presentó ante mis escenario. Ni un alma. Habrá que volver.

Si pudieras poner banda sonora a tu vida… ¿cómo sonaría?

Alternaria un rock and roll ligero con un minueto y trío. Y mucho silencio.

En el disco hay diferentes colaboraciones en temas como “Quieren ser” (Norman Hogue) o “En aquella canción” (Núria Balaguer). ¿Cómo ha sido trabajar con ellos? ¿Cómo nacieron estas colaboraciones?

Son dos perlas del disco que le dan un color muy especial. Norman es amigo de Candy desde hace años y fue él que me propuso la opción, cuando decidimos que queríamos vientos para esa canción. A Núria la conocí durante la última gira, en un festival donde compartimos cartel. Enseguida conectamos y empezamos a colaborar juntos cuando teníamos hueco. Me apetecía que hubiera una voz femenina en el disco, aunque no a cualquier precio pero ella tiene una mezcla de calidez y firmeza muy especial, que sabía harían crecer cualquier canción. Y lo más importante le ilusionaba la idea. Fue un gusto trabajar con ellos.

¿Cuáles son tus proyectos de futuro?

De momento presentar el disco en directo y comenzar a girar con él y con mi banda. Y siempre seguir caminando.

Momento SPAM: Tus redes sociales y dónde podemos escucharte.

Pues como @chusnavajo ando por facebook, instagram y algo menos activo en twitter…y escucharme en todas las plataformas digitales, spotify, youtube…etc. y sobre todo EN LOS CONCIERTOS.

Añade lo que quieras… ¿qué se nos ha pasado preguntar?

De dónde sale el título “”Cartas para seguir”. Me gusta buscar una frase de una de las canciones del disco que pueda englobarlas a todas. La frase que da título a este la encontré en el primer single “Vámonos” y  creo que define bien el mensaje y las intenciones.